Los consumidores no separan la “temperatura” del “producto” en su experiencia con las marcas.  Los consumidores gastan dinero en una “taza de café caliente”, una “bebida gaseosa helada” o en “un plato de sopa de pollo con fideos bien caliente”.    Ninguno de ellos ha llegado a decir: “¡El café está tibio, pero delicioso!”

Sepa que el producto está a la temperatura adecuada

Coors Light cold activated can using thermochromic ink

Garantice el Frío

Coors Light quería cumplir con la promesa a los consumidores de “Rocky Mountain Cold Refreshment”

El aprendizaje clave fue que Coors Light ancló la tecnología de tinta en el posicionamiento de la marca:  “Cuando las montañas se ponen azules, su cerveza está tan fría como las montañas Rocosas.”

en ventas en 7 años

$450

MILLONES

Ingresos brutos de

Empuje empaques de múltiples unidades al refrigerador

La tecnología desencadenante es un gran avance en la química termodinámica. Por primera vez, permite que las tintas termocromáticas determinen con exactitud cuando una caja de varias unidades de un producto está fría.  Los productos termocromáticos tradicionales eran activados por la temperatura del refrigerador (mientras la bebida todavía estaba tibia).  La tecnología desencadenante asegura que los consumidores compren solamente cajas de bebidas frías en la tienda y aumenta la tasa de consumidores que las almacenan en el refrigerador en lugar de la despensa. Una bebida fría en el refrigerador es una bebida consumida.

El consumo aumenta con el uso de empaques de múltiples unidades en el refrigerador

Cold activated Coca-Cola packaging using thermochromic inks
Pizza Hut heat-activated box using thermochromic ink

Mejore la Calidad del Producto y Servicio con la Garantía de Entrega Caliente

Las franquicias de Pizza Hut en Nueva Zelandia luchaban con los tiempos de entrega porque la pizza llegaba demasiado fría, así que CTI ayudó a desarrollar etiquetas que indican “Se garantiza que está caliente”. Si la etiqueta no indica que la pizza está caliente, la pizza es gratis. Esto animó a las franquicias a acelerar los tiempos de entrega y a asegurarse de que el producto se entregaba caliente y con el queso todavía derretido.